Qué ver en Córdoba

Qué ver en Córdoba. Esta ciudad andaluza puede presumir de una gran riqueza, tanto a nivel cultural como natural. Además, muchos de sus monumentos y actividades más turísticas son gratuitas y las de pago suelen ser bastante baratas. Por ello, puede ser una magnífica escapada lowcost para cualquier fin de semana.

En esta época de primavera muestra su máximo esplendor, gracias a sus famosos patios cordobeses. Se trata de todo un espectáculo visual donde destacan las macetas de geranios entre paredes encaladas.

También tiene una oferta gastronómica muy variada y económica de la que podréis disfrutar para reponer fuerzas en medio de vuestras rutas turísticas.

Vamos a ver los rincones más importantes que no te puedes perder de esta “tierra judía”.

Qué ver en Córdoba

Lista sobre qué ver en Córdoba.

Mezquita-Catedral de Córdoba

La Mezquita de Córdoba es uno de los monumentos más importantes de España y prácticamente de Occidente. Consiste en una mezquita árabe de grandes dimensiones a la que poco a poco se le fueron añadiendo modificaciones durante los periodos cristianos. Tanto es así que en el siglo XVI se erige como catedral cristiana con un estilo principalmente plateresco.

Fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1984 como edificio. Por otro lado, como centro histórico alcanzó dicha categoría en el año 1994.

Desde que fue conquistada por Fernando III en 1236 se convirtió en sede del Obispado de Córdoba y se convirtió en catedral cristiana de dicha diócesis. Tras la victoria castellano-leonesa, quedó prohibida cualquier práctica religiosa que no fuera la Católica.

La mezquita árabe de Córdoba es todo un símbolo de Al-Andalus. Sin embargo, también se trata de un elemento muy importante en todo el occidente islámico y, a nivel mundial, uno de los más grandiosos. Refleja de forma artística tanto el emirato como el califato de Córdoba, los estados políticos más influyentes de Occidente durante tres siglos seguidos VIII, IX y X.

Esta construcción fue comenzada por Omeya Abderramán I, un emir iniciado sobre una iglesia cristiana aprovechando así el abundante material que ya existía es la iglesia de San Vicente. Posteriormente, Abderramán II continuó las construcciones.

La reforma más importante de toda su historia se realizaron en los siglos XVI y XVII, eliminando las ampliaciones realizadas por el Abderramán II y el caudillo Almanzor para comenzar la construcción de la catedral cristiana.

Superficie y distribución

A nivel general, la Mezquita de Córdoba forma un gran cuadrilátero con numerosas alquerías distribuidas en 24.000 metros cuadrados de superficie. Se encuentra ubicada en pleno casco antiguo de Córdoba y justo enfrente del puente romano que cruza el Guadalquivir.

Dentro de la mezquita destacan: La sala de oración, el antiguo alminar y el patio.

Sin duda, es la primera en nuestra lista sobre qué ver en Córdoba que no te puedes perder.

Barrio de la judería

Es uno de los barrios más bonitos de España y se encuentra en pleno centro histórico. Su mayor apogeo fue durante la época de los siglos X al XV, momento en el cual era habitado tanto por musulmanes como cristianos.

Fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y dentro de él encontramos maravillosas calles y plazas donde perdernos, además de la Mezquita. En el barrio de la judería también se encuentran el Museo Taurino, la sinagoga, la casa de Sefarad, la plaza de Tiberiades y el zoco.

Se caracteriza porque en ella puede palparse cómo durante la Edad Media convivieron judíos, árabes y cristianos en perfecta armonía. Tres culturas diferentes en un ambiente totalmente pacíficos.

Se trata de una zona muy rica a nivel artístico y cultural donde también podemos encontrar numerosos comercios, mezclándose así lo histórico con lo moderno.

Pero exactamente… ¿Qué ver en Córdoba por el barrio de la judería?

Calleja de las Flores

que ver en Córdoba calleja de las flores

La Calleja de las flores es una de las más pintorescas y con más encanto de la ciudad. La encontramos en una bocacalle de Velázquez Bosco y con numerosas macetas a ambos lados.

Es una de las más turísticas así que es difícil no encontrar gente siempre por allí. Se trata de una calleja sin salida y se encuentra frente a la fachada norte de la Mezquita de Córdoba. Acaba en una plaza desde la que se ve la torre de la catedral. Es famosa por sus vistas a dicha torre, por el encalado de la fachada y por sus coloridas macetas de geranios.

Una vez allí, vamos encontrar personajes tan pintorescos como el afilador de cuchillos, además de muchísimo movimiento turístico. La calle termina frente al retablo de la Virgen de los faroles, justo en la fachada norte de la Mezquita de Córdoba.

¿Más calles que ver en Córdoba?

Calleja del pañuelo

Que no se os olvide visitar la Calleja del pañuelo cuando os encontréis por el barrio de la Judería. Se trata de uno de los rincones con más embrujo de la ciudad.

Ubicada muy cerca de la Mezquita Catedral, es llamada así porque dicen tener la anchura del pañuelo de una mujer, dada su estrechez de estilo morisco. También se encuentra muy cerca de la Calleja de las Flores.

Al final de ella se encuentra una pequeña plaza con un estrechamiento aún mayor y una pequeña fuente con un naranjo. Dicen que esta es una de las plazas más pequeñas del mundo. En sus 15 metros cuadrados podemos encontrar agua potable que emana de su fuente.

Es un lugar muy tranquilo e íntimo imprescindible que ver en Córdoba. El silencio es tal que si no hay mucho turismo podemos escuchar el chorro del agua al caer.

Cuentan que en el tiempo de los árabes, vivía por esta calle un comerciante de seda que tenía las mejores telas del todo el califato.

Alcázar de los Reyes Cristianos

Se trata de uno de los monumentos más representativos e importantes de la ciudad. Ha sido influenciado por diversas culturas: Desde la romana hasta la de nuestros días.

Estéticamente, tiene una apariencia espectacular de fortaleza en su parte exterior. En su interior destacan los baños mudéjares que fueron destinados a Alfonso XI para su uso personal.

Lo más importante de este monumento son los mosaicos romanos y sus magníficos jardines, antiguamente utilizados como huerto para alimentar a todos los habitantes del Alcázar.

Actualmente, son un respiro de aire fresco y un espectáculo para la vista de los muchos que ver en Córdoba.

qué ver en Córdoba

Los jardines abarcan 55.000 metros cuadrados aproximadamente y están adornados con limoneros, cipreses, naranjos y palmeras, además de numerosas fuentes y estanques.

Los mosaicos del Alcázar han sido extraídos de lo que era la entrada al circo romano de Córdoba, es decir de la Plaza de la Corredera.

Una de las zonas más importantes del Alcázar de los Reyes Cristianos son las murallas. Éstas podemos atravesarlas por la puerta principal y accederemos a una escultura de Alfonso X el Sabio. Desde ahí, tendremos disponible un acceso pequeño a la Torre de los Leones y del Homenaje, Salón de los Mosaicos y a la Sala del Océano.

En la planta baja encontraremos el patio morisco y los baños reales.

Finalmente, acabaremos en los jardines que han sido fuente de inspiración literaria y una zona próxima a la vida de los cordobeses.

Historia

Aquí fue donde más de 500 años atrás fue recibido Cristóbal Colón por los Reyes Católicos. Por ello, en cada uno de sus rincones se inhala historia.

Fue construida en el siglo XIV, en una de las zonas donde se encontraban las fortalezas de los gobernantes y desde entonces ha sufrido muchísimos cambios. Levantado en 1328 por Alfonso XI, toma su nombre de Fernando de Aragón e Isabel de Castilla, quienes la habitaron desde mediados del siglo XV. Allí fue donde prepararon el enfrentamiento musulmán en Granada.

Los Reyes Católicos cedieron esta construcción a la Inquisición. Más tarde, fue utilizado como cárcel y posteriormente como prisión militar.

Información turística

El Alcázar de los Reyes Cristianos es uno de los imprescindibles que ver en Córdoba. Para facilitarte la tarea, te dejamos la información turística a continuación:

  • Dirección: C/Caballerizas Reales. 14004, Córdoba.
  • Teléfono +34 957 420 151
  • Precios: Adultos 4,5 € y niños de 0 a 13 años gratis. Las visitas guiadas cuestan 15 €.

Patios cordobeses

Los patios de Córdoba han sido reconocidos como patrimonio cultural inmaterial de la Humanidad.

La justificación para su creación se remonta varios siglos atrás. Tanto los romanos como más tarde los musulmanes que habitaron Córdoba, se vieron obligados adaptar las casas a las necesidades que exigía el clima cordobés: Ambiente seco y caluroso. Para ello, construyeron las viviendas alrededor de un patio en cuyo centro, normalmente, colocan una fuente para la recogida del agua de la lluvia.

Por su parte, los musulmanes dieron acceso a la vivienda desde la calle a través de de un zaguán. También se dedicaron a incluir en la construcción mucha vegetación, especialmente por las paredes para dar sensación de mayor frescor.

Tipos de patio.

Casa unifamiliar. Las estancias de la casa se encuentran repartidas alrededor de él. El suelo puede ser enlosado o de empedrado y es frecuente que esté enclaustrado.

Casa de vecinos. Actualmente es de los menos populares. Normalmente, suelen tener dos plantas para que puedan sacarle más partido. También es frecuente que incluyan un lavadero y un suelo empedrado.

Sin duda, constituyen uno de los principales atractivos turísticos que ver en Córdoba.

Concurso de los Patios

El Consorcio de Turismo de Córdoba organiza desde el año 1921 un concurso de patios en la primera quincena de mayo donde los propietarios de éstos los visten con sus mejores galas para conseguir el premio ofertado.

De forma paralela, también se ofrecen actuaciones folclóricas con los mejores bailaores y cantaores de la ciudad. Estos espectáculos deben ser acompañados con fino cordobés, de Moriles y tapas típicas de la tierra.

Todo ello hará de vuestra visita el mejor espectáculo para los sentidos que ver en Córdoba.

Ubicación

El Alcázar viejo es el barrio más propio de estos patios aunque también los hay en el de Santa Marina. En la Judería también encontramos muchos patios de gran antigüedad y belleza. Sin embargo, el más importante lo ofrece el Palacio de Viana, con una diversidad de 12 patios.

Fechas de los patios de Córdoba 2017

Actualmente, todavía no hay información nada más allá de la fecha: Del 2 al 14 de mayo 2017.

No obstante, puedes consultar aquí el plano de los patios del pasado año 2016.

Cristo de los Faroles

En la Plaza de los Capuchinos es donde se encuentra el Cristo de los Faroles, uno de los lugares más característicos del centro histórico de la ciudad.

Se trata de una plaza pequeña cuyo mejor momento para visitar es al anochecer. Es entonces cuando alcanza su máximo esplendor gracias a la iluminación de sus característicos faroles alrededor de la escultura del Cristo.

Es uno de los lugares que ver en Córdoba para el final de la jornada, justo antes de ir a cenar a algún bar del corazón de la ciudad, dado que se encuentra en su centro histórico.

qué ver en Cordoba Cristo de los Faroles

Fue construido en 1794. Sin embargo, tanto la verja como los Faroles fueron colocados en el siglo XX. Las paredes de cal de esta plaza fueron conformadas en el siglo XVII y allí se encuentran otros dos monumentos. La iglesia de Nuestra Señora de los Dolores que data del 1728 con una fachada sobria pero que alberga un estilo barroco en su interior. Dentro encontraremos tan sólo una nave con una enorme cúpula y la Virgen de los Dolores, una de las imágenes más destacadas de la ciudad.

Convento de los Capuchinos

Por otro lado, se encuentra la iglesia del antiguo convento de los Capuchinos construido en 1638. De éste tan sólo queda actualmente el huerto, el claustro y la Iglesia de dicho convento.  Esta última podemos encontrarla junto a un pasaje que une la Cuesta del Bailio con la plaza de los Capuchinos.

Puente romano

El puente romano de Córdoba conecta las dos orillas del río Guadalquivir y es una de las construcciones más emblemáticas que ver en Córdoba.

Fue construido en los tiempos del emperador Augusto, concretamente a principios del siglo I después de Cristo. Era parte de la Vía Augusta que atravesaba Europa para comunicar la actual ciudad de Cádiz con la capital de imperio: Roma.

En 1931 fue declarado bien de Interés Cultural en su conjunto formado por la torre de Calahora, la Puerta del Puente y el Puente Romano.

puente romano que ver en Cordoba
Forma parte del centro histórico de la ciudad y desde 1994 también fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

En su origen fue compuesto por 17 arcos aunque actualmente son sólo 16. Durante siglos ha sido el único puente para cruzar el río de la ciudad y debido a su antigüedad ha sufrido muchísimas modificaciones y reparaciones.

Primero bajo el dominio musulmán, después tras la reconquista cristiana. La última reforma se ha llevado a cabo en los años 2006 y 2008. Ésta consistió en la rehabilitación de una capilla pequeña dedicada a Santa Victoria y San Asciclo.

Torre de la Calahorra

Se encuentra en la parte sur y fue construida en 1369 por Enrique II de Trastámara. Desde ella se pueden contemplar las mejores vistas del centro histórico de la ciudad, la Mezquita Catedral y el río, gracias a su magnífica azotea. Actualmente, en ella se expone el Museo Vivo de Al-Andalus en el que se muestran las tres culturas que han convivido

Composición

Puerta del Puente, se encuentra en el extremo norte y también es llamado como Arco del Triunfo. Construida por Felipe II en 1575 y sustituye a la de la época de los romanos.

Muy cerca podemos encontrar los monumentos más importantes que ver en Córdoba:
– Mezquita-catedral
– Triunfo de San Rafael
– Torre de la Calahorra
– Puerta del Puente (Arco del Triunfo)
– Restos de Molinos Árabes
– Restos de la Muralla y Puerta de Almodóvar
– Alcázar de los Reyes Cristianos y Baños Árabes

Plaza de la Corredera

Probablemente se trate de la plaza más representativa y famosa de la ciudad. En ella se celebraron desde corridas de toros y ejecuciones públicas hasta actos oficiales y religiosos. Actualmente, se encuentra repleta de pequeños negocios y bares en los que sentarse a tomar una cerveza y reponer fuerzas.

plaza de la Corredera que ver en Cordoba

Historia

Las obras de la Plaza de la Corredera fueron realizadas entre los años 1683 y 1687. El encargado de llevarlas a cabo fue Francisco Ronquillo Briceño quien realizó la construcción aprovechando el derrumbe de los graderíos de madera. En su diseño puede apreciarse cómo se han respetado los edificios del sur de la parte sur y el valor artístico del conjunto.

 

Y hasta aquí nuestra lista sobre qué ver en Córdoba. ¡A disfrutarla!


Si te ha gustado el post no olvides compartirlo 🙂

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *